Contestación a   EL MUNDO

por Margarita Nájera Aranzabal (*)

Sr. Director:

Desde el lunes 12 ha venido publicando diversas referencias a gastos correspondientes a viajes que realicé por mis responsabilidades institucionales anteriores.

En relación con lo anterior, le comunico lo siguiente para que, si opta por cumplir con sus deberes profesionales y de respeto a las personas, publique esta comunicación:

1. En ningún momento ni por ningún medio se han puesto en contacto conmigo desde EL MUNDO/ El Día de Baleares, por lo que todo lo publicado adolece de la falta de contraste y el rigor profesional obligado, especialmente si se van a producir ataques y desprestigios como los que han realizado también estos días.

2. En algún apartado de lo publicado aparece una referencia a mi «desaparición» para justificar la ausencia de declaraciones o explicaciones, cuando la realidad y la verdad es que nunca me han llamado para contrastar. Ha convertido en habitual, en mi caso, suprimir el derecho a la defensa, que le corresponde a toda persona atacada y maltratada por textos editados en un medio de comunicación.

3. Que el pasado domingo día 11, en la clausura del congreso del PSIB-PSOE, saludé y conversé con Miquel Àngel Font, redactor jefe del diario que usted dirige, por lo que difícilmente puedo estar «desaparecida» como se afirmó.

4. En lo publicado aparece el hecho de haber realizado «cargos» en la tarjeta del Ajuntament de Calvià, durante un viaje privado, lo que no es equivalente a gastar el dinero del contribuyente en un viaje privado, ya que por motivos de pérdida y anulación de mis tarjetas, me vi obligada a realizar esos «cargos» que fueron posteriormente reingresados en las arcas municipales. Si tenían esa duda, con el contraste y el respeto a la persona atacada, se les hubiera aclarado antes de publicar mentiras o medias verdades, especialmente si pretende evitar ser base de imputaciones injuriosas o fabricar desprestigio personal y político.

5. El resto de gastos a los que hacen referencia ha sido realizado en el marco de viajes y trabajos vinculados con mis actividades por las responsabilidades de esos años. En todos los casos, los gastos han estado justificados, documentados y contabilizados de acuerdo con la legislación vigente.

Lamento que una vez más, el director de EL MUNDO/ El Día de Baleares insista en su línea de ataque y desprestigio personal, político, familiar y profesional, ya que en muchas ocasiones es muy difícil separar, ordenar y conocer en qué punto empieza el trabajo y los intereses de su medio, los de mis detractores políticos del PP, los de los grupos organizados con grandes intereses urbanísticos especulativos afincados en Calvià, los de animadversión personal o lo que representa alguna actuación ante la fiscalía.

A estas alturas de su campaña de acoso y derribo, una vez que soy ciudadana sin responsabilidades institucionales, escribir estas líneas me resulta un poco grotesco por el personaje que las recibirá y por el tratamiento que posiblemente tendrán, pero considero que ha llegado el momento de que usted tenga constancia de que debe cumplir con un mínimo de profesionalidad y rigor, la función pública y conocida a la que parece estar adscrito, la del director de un medio de comunicación. Margarita Nájera Aranzabal. Santa Ponça.

N. de la R.

Varias puntualizaciones:

1.- Este periódico intentó varias veces contrastar la noticia con la interesada.

2.- Esta casa ni acosa ni derriba a nadie, simplemente, informa.

3.- Las informaciones se basan en una denuncia del propio Ayuntamiento de Calvià. Ni más ni menos.

4.- Lo que tiene que hacer la señora Nájera es justificar todos y cada uno de los gastos presuntamente irregulares, cosa que no ha hecho.

 
 
© EL MUNDO / EL DIA DE BALEARES
(*)Publicado el día 27 de julio de 2004