Playas de Calvià sucias

por Dolores Rodríguez. Santa Ponça. (*)

 

    No he podido resistir la imperiosa necesidad de protestar enérgicamente, a través de la posibilidad que dan ustedes, los medios de comunicación, por el lamentable estado de las playas del municipio en el que resido: Calvià. Lo cierto es que no suelo ir mucho a la playa, trabajo mucho en verano y no tengo prácticamente tiempo para disfrutar de nuestro sol y mar, pero aún así busco el momento y voy tres o cuatro veces al año y este pasado fin de semana fui a la playa de Santa Ponça. Si lo llego a saber, no voy. Qué desastre, qué sucia, me quedé indignadísima del estado de la arena, el mar, todo.
¿Cómo es posible que tratemos así nuestro modo de vida?, ¿cómo puede ser que nuestros gobernantes sean tan irresponsables? ¿Están de vacaciones quizás? No dejo de ver en los medios de comunicación la preocupación de todos por la crisis turística de este año, pero parece que en Calvià nuestros políticos no se enteran o están pendiente de otras "cosillas" (Rasputín). Mejor dicho: ¿están pendientes de algo? Por favor, señores del PP, les ruego, les exijo hagan ustedes algo por nuestro turismo, por nuestro trabajo, cuiden exageradamente nuestras playas, nuestros comercios, hoteles, infraestructuras... A nuestros turistas hay que mimarlos, cuidarlos para que vuelvan el año que viene, pero con el estado actual de nuestras playas, igual pensarán en otras posibilidades el año que viene. ¿No lo ven?

(*) Publicado el día 8 de agosto de 2004 en la sección cartas al director del Diario de Mallorca