Calvià irreal

Por Angel Martínez. Santa Ponça.(*)

     
     Sorprende y mucho que mientras Carlos Delgado, alcalde de Calvià, se hace fotos y fotos para salir en los periódicos junto con las barcas encargadas de limpiar nuestras costas, el comentario más extendido entre los bañistas sea lo sucias que están nuestras playas. Parece que entre los gobernantes del Partido Popular reina el convencimiento de que lo que aparece o se dice en los medios de comunicación es lo que vale, la auténtica realidad no sirve, no existe, lo importante es la verdad oficial, la que aparece en los periódicos. Carlos Delgado tiene muy bien aprendida la lección. ¿Que hay un problema en Calvià?, primera lección: negarlo, es más, no sólo no hay un problema sino que va mejor que nunca. Y así el problema desaparece por arte de magia. Pero claro, la realidad es otra muy distinta para todos los que, como en el caso de la limpieza de nuestras playas, tenemos que aguantar ver como nuestros hijos juegan entre plásticos, latas, cigarrillos, alquitrán... ellos, nosotros, los turistas, todos los que no tenemos playa privada o piscina, como a bien seguro disfruta el señor Delgado. Exigimos unas playas en condiciones.
Señor alcalde, no nos quiera hacer creer en otro mundo paralelo, el suyo, el que vende a los medios de comunicación, porque el mundo real es otro, créame, le recomiendo que vaya a una de nuestras playas a pasar el domingo y no sólo para hacerse unas fotos para la prensa. Igual así se da cuenta que la verdad y las acciones reales para cambiar la realidad le será más rentable políticamente que maquillarla en los medios de comunicación.

(*) Publicado en la sección Cartas al director del Diario de Mallorca el día 28 de agosto de 2004