¿ Termina la temporada el 30 de septiembre para Calvia 2000 ?

por Pedro Verd Dessis(*)

 

     Así lo parece a tenor del drástico recorte de personal que ha llevado a cabo, con la consiguiente merma de servicios prestados. Mientras el Consistorio pregona la necesidad de alargar al máximo la temporada y se reúne con Tour-Operadores y Hoteleros a tal efecto, la empresa municipal decide adelantar el fín de temporada. Cuando aún son afortunadamente numerosos los turistas que nos visitan en este mes de octubre atraídos por el excelente tiempo del cual disfrutamos, la calidad de sus servicios ha bajado ostensiblemente.

   En un artículo mío anterior escrito en el mes de mayo advertía que los grandes proyectos ideados por el equipo de gobierno municipal no debían hacernos olvidar lo importante que era la tarea diaria de mantenimiento y describía de manera muy somera algunas deficiencias. Hay que reconocer que muchas de estas deficiencias se solucionaron luego, sin que tenga por supuesto la vanidad de pensar que fue gracias a esta modesta denuncia.

   Pero desde el 1 de octubre no puedo menos que formular las mismas críticas. Como en aquel escrito, sólo puedo hablar de la zona en la cual vivo y no puedo generalizar porqué no es mi cometido ejercer un control en el resto del municipio que otras personas sí deberían realizar. Pero viviendo en la zona del Paseo del Mar de Palma Nova, o sea en primera línea turística, y a la vista de lo que voy a exponer a continuación, no quiero ni pensar en cómo pueden estar otras zonas menos “privilegiadas”.

   Para ofrecer muy breves datos específicos, el domingo 3 de octubre concretamente, no se realizó NINGUNA limpieza, NINGÚN barrido, ni manual ni mecánico de dicha calle, de sus aceras y de su paseo, con las papeleras desbordando y derramando su contenido en el suelo, ante la vista de los numerosos domingueros sumándose a los aún numerosos turistas. Si bien luego durante la semana el barrido fue más o menos aceptable en las calles y aceras, el paseo que rodea la Punta Marroig de Palma Nova fue sin embargo totalmente ignorado por el personal de limpieza.

   Ante estas graves deficiencias y el hecho de que el servicio del domingo 10 fue esta vez mínimo (el vaciado a las 11 de la mañana de las papeleras nuevamente desbordantes) y que el paseo de la Punta Marroig seguía sin estar atendido, acumulando ya un nivel inadmisible de suciedad, expuse mi queja al concejal-delegado de la zona, Luis Marín, que no pudo más que confirmarme el recorte de personal llevado a cabo por la empresa municipal, tomando nota de mi queja y prometiéndome que se subsanarían dichas anomalías como así se hizo efectivamente el día siguiente.

   Sin embargo no es de recibo que se abandone de esta manera una zona hasta que se quejen los vecinos ni que éstos tengan que ejercer la labor propia de unas personas cuyas atribuciones son controlar estas deficiencias. La actitud de la empresa municipal CALVIA 2000 merece todos los oprobios. Afortunadamente existe aún en nuestro municipio una ocupación hotelera importante en el mes de octubre que merece las mismas atenciones que en el resto del verano en cuanto a una labor tan básica como la limpieza. ¿ Cómo puede estar el equipo de gobierno clamando por un alargamiento de la temporada y buscando modos de hacerlo posible, permitiendo al mismo tiempo que servicios tan elementales no se realicen ?

   En las mismas fechas en que se inicia en Calvià un acontecimiento tan importante como la 36ª Olimpiada de Ajedrez no podemos aceptar que tamaña dejadez lo empañe.

(*) Pedro Verd es empresario y periodista